13 de febrero de 2013

Herramientas para fortalecer tu autoestima (II)

Compartir
¿Cómo está hoy tu autoestima? Espero hayas empezado a realizar los ejercicios que te he recomendado en anteriores artículos “este” y “este", y hayas comenzado a notar esos pequeños cambios en tu vida diaria.

Yo tengo que admitir que al principio no realizaba los ejercicios que os he propuesto, quizás por falta de rutina, por no estar acostumbrada a hacer diariamente estas reflexiones, etc. Pero hará unas semanas me dije a mí misma “¿Cómo puede ser que aconsejes a otras personas para hacer unos ejercicios que todavía tu no has realizado?” y posteriormente me dije “De hoy no pasa” y  bien, estoy muy contenta con los resultados que estoy experimentando, la verdad que me está ayudando mucho, sobretodo para no sentir con tanta frecuencia ciertas emociones negativas.

Bien, hoy te traigo el resto de herramientas que te ayudarán a fortalecer tu autoestima, así que no pierdas detalles y empieza cuanto antes.

¡Vamos allá!


3. Técnicas para pensar en positivo
Es importante que empieces a enfocar tus pensamientos/emociones en positivo. Esto a veces puede resultar complicado, puesto que, la tendencia normal de las personas, es captar las emociones negativas antes que las emociones positivas. Es más fácil ser adictivo a los pensamientos negativos. Pero para combatir con estos pensamientos puedes realizar los siguientes ejercicios.

A: Al terminar el día piensa o escribe 10 cosas buenas que te han pasado durante el día o a lo largo de tu vida y da las gracias por ello. Pensar en cada una de ellas y recordar ese momento te ayudará a reforzar el sentimiento positivo.

B: Encuentra una zona de refugio, es decir, pensamientos reales de tu vida que cuando los recuerdas te hacen sentirte bien. Y en esos momentos que te ocurra algo desagradable o te vengan a la mente pensamientos negativos, refúgiate en esa zona, en esos momentos y recréate en ellos.
     

4. Técnicas relacionadas con el “dar” y “recibir” amor
Una buena forma para captar sentimientos positivos en nuestro día a día es el dar, recibir y solicitar amor. Es una técnica muy efectiva para fortalecer nuestra autoestima de la que a veces nos olvidamos o no valoramos correctamente. ¿Cómo se puede dar y recibir afecto?

A. Afecto de las palabras: Hay que comenzar a dar reconocimiento a la persona y no al hecho. Debes ir al ser y no a la conducta que ha realizado esa persona. Aprender a decir:
- Te quiero
- Te valoro
- Palabras de ánimo
- Reconocimiento

B. Lenguaje del tiempo: Tiempo de calidad y cantidad. Existen personas que valoran más el tiempo que les dediques a estar con ellos y escucharles, que una palabra de afecto.

C. Afecto de los regalos: Están aquellas otras personas a las que les gusta recibir regalos  y hacer regalos para demostrar su afecto o sentir el afecto de los demás.

D. Servicio: ¿Nunca te ha ocurrido que tu madre te arreglara la habitación? ¿Te ha pasado que tu pareja te ha comprado la cena cuando se lo pediste? ¿Ha ido alguna vez tu padre al banco por ti para pagarte una letra? Seguro que te has sentido identificado/a con alguna de estas acciones u otras semejantes y en el momento en que la otra persona hiciera algo por ti,  no has sabido valorar lo que estaba haciendo, no has entendido que esa es la forma que tiene de demostrarte que te quiere. Pues bien, esta es otra de las maneras con las que te puedes encontrar cuando das o recibes cariño.

C. Contacto: Hay muchas personas que están continuamente abrazándote, besándote, etc. O tu mismo te gusta darle cariño a la gente que tienes a tu alrededor de esta manera, y cuando tu lo recibes de otra forma, sientes que esta persona no te quiere, porque tu necesitas otro tipo de cariño. Debes darte cuenta que existen muchas maneras de recibir cariño y no a todo el mundo le gusta el contacto.



Para realizar estos ejercicios es fundamental que te conozcas a ti mismos. Debes pensar cómo te gusta recibir el amor de los demás y en función de ello solicitarlo a nuestra manera ¿Si no puedess pedir esto a tus seres queridos que vas a pedir? Así mismo, hay que pensar cómo las otras personas nos dan su cariño, quizás un amigo no te dice nunca “te quiero” o “valoro lo que has hecho por mi” por si te escucha cuando tu lo necesitas y te da ese apoyo que requieres en ese momento.  Pues bien, esta persona te está dando afecto de esa manera y tu tienes que aceptarlo y valorarlo y quizás pensar que puede ser que esta persona no se sienta a gusto diciéndote “te quiero” y tampoco se sienta a gusto si tu se lo dices a él/ella. Más bien  su forma de recibir amor sea la misma con la que lo da. Es necesario pensar tanto en nosotros como en los demás, ver como ellos nos dan su cariño, aceptarlo y devolvérselo de esa manera.


No olvides que  fortalecer tu autoestima es un proceso lento y progresivo que requiere cierta constancia. Es importante crearse una rutina diaria y ver como evolucionan tus sentimiento, estado de ánimo, percepción de las cosas y de tí mismo.


Para finalizar con el capítulo de autoestima, te dejo este vídeo un poco relacionado con lo que te ido contando estas semanas.




¿Qué te han parecido estas técnicas? ¿Crees que pueden ayudarte? ¿Qué otros ejercicios recomendarías?



Espero que te haya resultado interesante, hasta pronto y gracias por seguirme!

1 comentario:

  1. Una forma de aliviar el estres es mediante los masajes pues:

    Combaten la ansiedad.
    Mejoran la calidad del sueño y combate el insomnio.
    Descansa el cuerpo y la mente.

    fuente:
    http://www.armoniaysalud.cr

    ResponderEliminar